¿Sabías que las técnicas de grabado tienen su origen en China? Pues sí. Fue a raíz de la invención del papel hacia el año 105. El grabado en relieve prosperó en Europa en el siglo XV, cuando llegaron a este continente las técnicas de la fabricación de papel procedentes de Oriente. Desde entonces el grabado en relieve se ha visto incrementado con distintas técnicas y se continúa practicando como una de las Bellas Artes.

A partir de 1950, el grabado se convirtió en la principal forma de expresión para los artistas de vanguardia. Entre los artistas contemporáneos que han destacado también como grabadores se encuentran los expresionistas abstractos Robert Motherwell, Robert Rauschenberg y Jasper Johns.

Al otro lado de esta corriente, surgieron jóvenes artistas de la cultura popular que, combinando materiales de medios de comunicación como revistas, periódicos, películas y fotografías, obtenían imaginativas representaciones. Grandes ejemplos de de autores que realizaban sus obras con estas técnicas fueron Andy Warhol, Roy Lichtenstein y Robert Indiana, quienes desafiaron la tradición gráfica al crear anuncios con esta novedosa técnica.