En Grabados Grados trabajamos con una grandísima cantidad de materiales de distintos tipos, composiciones, acabados… Hoy os traemos las propiedades de uno de los materiales que más utilizamos, la madera.

La madera, como todos bien sabemos, se obtiene de los troncos y cortezas de los árboles y tiene una gran cantidad de propiedades a las que dar muchos y muy distintos usos. Además, las propiedades de las diferentes variedades de maderas que existen en el mundo las diferencian entre sí.

Algunas de ellas son:

• Resistencia: Capacidad de resistir a esfuerzos como la compresión, la flexión, los impactos o las tensiones repetidas.

• Dureza: Propiedad por la que la madera no puede comprimirse (aplastarse) fácilmente.

• Rigidez: Gracias a esta propiedad la madera no puede ser deformada con facilidad.

• Densidad: Define lo compacta (apretada) que es la madera.

Existen numerosas variedades de madera: roble, nogal, fresno, pino… y todas y cada una de ellas tienen unas propiedades diferentes que las hacen particulares y especiales, y sobre todo más adecuadas o menos para unos tipos de trabajo y para otros, y ahí es donde reside su elección a la hora de trabajarlas.